La operación se ha dirigido contra dos compañías, Megaupload Limited y Vestor Limited, y en estos momentos las páginas web Megaupload -intercambio de archivos  y Megavideo visualización de vídeos en Internet , ambas propiedad de las mismas compañías, se encuentran inaccesibles, como también lo están Megapix, Megalive y Megabox.

El Departamento de Justicia acusa a siete de los responsables de estas compañías de crimen organizado y asegura que son “responsables” de “piratería masiva en todo el mundo de diferentes tipos de obras protegidas por derechos de propiedad intelectual”. Además, en la nota hecha pública se asegura que estas páginas han generado más de 175 millones de dólares en actividades delictivas y que han causado “más de 500 millones de dólares en daños a los propietarios de las obras protegidas”.

El fundador del sitio, Kim ‘Dotcom’ es el principal acusado, y se podría enfrentar a 50 años de prisión.