Cuando empiezas la aventura de querer emprender con uno o varios blogs, llegan momentos en que te da weba, (como dicen en mi país) escribir el primer post, pero media vez agarras ánimos y logras colocar el primer post, empiezan a fluirte las ideas y los post vienen de forma natural; Cuando menos te das cuenta ya has escrito varios post y ni sentirás el tiempo.

Con 2 amigos más administramos más de 10 blogs a los que hay que estar alimentado a diario y créanme que a la hora de discutir con otros bloggers que también mantienen actualizados sus sitios con contenido de calidad, llegamos a la misma conclusión, el primer post es el que cuesta; Lo demás es pan comido.

Por cierto este es mi post 1211, que escribo en 2 años en este sitio web.